Microempresa Familiar

M

La microempresa familiar es una de las bases esenciales de las economías desarrolladas a nivel mundial. Constituye una forma de empresa que propicia el emprendimiento a pequeña escala, valiéndose del uso de la vivienda familiar. Considerando tal realidad, surge una alternativa legal a fin de formalizar esa clase de empresas y facilitar su crecimiento. Dicho esto, mi nombre es Jorge Castro y estoy aquí para explicarte de forma rápida y sencilla en qué consisten las microempresas familiares. Si te interesa aprender, quédate y revisa la presente publicación.

¿Qué es una microempresa familiar o MEF?

La microempresa familiar o MEF es una organización empresarial que habilita a una o más personas para desarrollar una actividad comercial legítima desde la vivienda que sirve de hogar familiar, siempre que no produzca contaminación ambiental, molestia o peligro a la comunidad.

En palabras simples, la MEF es una forma de legalizar a las MiPymes que utilizan el domicilio particular del emprendedor. Si bien, comparte características con el empresa individual de responsabilidad limitada, se trata de una institución legal distinta. De hecho, es posible que una microempresa familiar exitosa, a posterior, se transforme en una EIRL o SpA.

¿Qué ley regula a la microempresa familiar o MEF?

La microempresa familiar se rige por la Ley N° 19.749 que establece la normativa que facilita su creación. Además, el Servicio de Impuestos Internos ha expedido numerosa legislación y circulares destinada a regular a la MEF. Entre estas últimas destacan: circular N° 60 del 2002; circular N° 31 del 2007 y circular N° 7 del 2008.

Requisitos para crear una microempresa familiar.

La Ley N° 19.749 establece que el emprendedor que desee acogerse a la microempresa familiar o MEF debe cumplir ciertas condiciones. Tales son:

  • En primer lugar, el emprendedor debe ser una persona natural, es decir, un ser humano. A contrario sensu, una persona jurídica no puede acogerse a la Ley N° 19.749 y crear una empresa familiar.
  • El empresario solicitante debe acreditar que es legítimo residente de la propiedad en la cual se ejerce la actividad empresarial.
  • La actividad económica o giro comercial de la empresa debe efectuarse en la casa habitación familiar del emprendedor. Con todo, los agricultores que aprovechan espacios contiguos a su casa habitación a fin de realizar una actividad comercial, también pueden constituir una MEF.
  • La actividad empresarial ejercida debe ser inocua al medio ambiente, es decir, no contaminante. Además, no debe producir molestias o colocar en una situación de riesgo a la comunidad.
  • El emprendedor constituyente debe realizar un aporte de capital propio, destinado la actividad o giro a desarrollar por la MEF.
  • Los activos productivos del emprendimiento no deben superar las 1.000 unidades de fomento (Aproximadamente 28.300.000 pesos chilenos). En este cálculo queda excluido el valor del bien raíz en donde es ejercida la actividad o giro comercial.
  • Por último, la empresa no debe emplear a más de 5 trabajadores extraños a la familia del solicitante. A fin de establecer quien es trabajador extraño, la ley atiende al vínculo de parentesco y domicilio de la persona.

Cómo constituir una microempresa familiar o MEF.

Si estás interesado en constituir una microempresa familiar o MEF, debes dar cumplimiento a algunos trámites muy simples de realizar. Sigue leyendo si deseas aprender cómo acogerse a la Ley N° 19.749 y crear una empresa familiar.

Municipalidad.

Primeramente, acude a la municipalidad que corresponde al domicilio que será registrado como vivienda de la MEF. Recuerda llevar documentación que pruebe que eres dueño, poseedor o mero tenedor de tu casa o departamento. Por ejemplo, un contrato de arriendo o una copia de la escritura bastará para acreditar que eres el legítimo ocupante. Además, si la vivienda en donde se ejercen las actividades comerciales de tu emprendimiento está ubicado en un condominio o edificio de departamentos, debes contar con una autorización escrita y firmada por el representante legal del comité de administración.

Formulario de inscripción.

Junto a un agente municipal, rellena el formulario de inscripción de registro de la microempresa familiar o MEF. En este punto, es recomendable revisar nuevamente los requisitos señalados acerca de la microempresa familiar. Esto porque debes firmar una declaración jurada que expresa el cumplimiento de las condiciones antes explicadas. En último término, en el mismo acto, deberás efectuar la declaración de inicio de actividades. Con todo, si ya tienes inicio de actividades previo, comunica esa situación al agente municipal.

Servicio de Impuestos Internos.

Seguidamente, acercarte a la oficina del Servicio de Impuestos Internos correspondiente al domicilio antes registrado. Específicamente, acércate a la ventanilla “RUT e inicio de actividades” de la citada oficina pública. Recuerda llevar toda la documentación obtenida con anterioridad en la municipalidad. Es decir, copias del formulario de inscripción, declaración jurada y declaración de inicio de actividades. Si ya tienes iniciación de actividades previa, informa al funcionario de tal circunstancia. Junto a ello, aprovecha de confirmar o cambiar el domicilio y giro comercial de tu emprendimiento, si es necesario. Estos datos deben corresponder a la microempresa familiar que intentas constituir. Como siempre, es indispensable portar cédula de identidad vigente.

Autorización sanitaria.

Algunos emprendimientos necesitan de permisos especiales, por ejemplo, las microempresas familiares que elaboran, producen, manipulan, almacenan, envasan o expenden alimentos. En este caso particular, acercarte a la Secretaría Regional Ministerial (SEREMI) y solicita la correspondiente autorización sanitaria.

Patente MEF.

Luego de realizados los trámites antes descritos, la municipalidad otorgará una patente de microempresa familiar (patente MEF). Está se paga anualmente y su costo es determinado por el municipio respectivo.

Ventajas y desventajas de la microempresa familiar.

Conforme a lo explicado, es posible enumerar una serie de beneficios e inconvenientes propios de la microempresa familiar o MEF. A modo ejemplar, es posible indiciar:

Ventajas de la MEF.

  • Es una alternativa empresarial destinada a personas que poseen un negocio familiar.
  • No es necesario contar con socios a fin de crear una MEF, basta con la sola de voluntad de un emprendedor.
  • No existe un monto mínimo para el capital aportado por el empresario constituyente.
  • Puedes contratar tanto a familiares como trabajadores extraños.
  • Si realizas trabajos por encargo de terceros, es posible eximirse del pago de IVA.
  • Si mantienes un almacén de barrio, también es posible acogerse al régimen de tributación simplificada.
  • Las normas acerca de zonas comerciales o industriales dispuesta por la municipalidad no limitan la posibilidad de crear una MEF.

Desventajas de la MEF.

  • El capital propio aportado por el emprendedor y los activos productivos declarados no deben superar las 1000 UF. Si la empresa familiar crece y sobrepasa ese límite, pierdes los beneficios de la Ley N° 19.749.
  • No es posible sumar nuevos socios a la microempresa familiar. La MEF es una forma de empresa que no permite la asociatividad.
  • La bancarización de una MEF es posible, sin embargo, algunos bancos rechazan otorgar cuentas corrientes a este tipo de empresas.
  • Los créditos bancarios otorgados a las microempresas familiares generalmente aparecen limitados en cuanto a la cantidad de dinero prestado.

¿Puedo crear una empresa familiar yo mismo?

La respuesta es siempre afirmativa. El propósito de la Ley N° 19.749 es incentivar la formalización de la micro y pequeña empresa familiar. Por ende, cualquier persona puede crear una microempresa familiar o MEF, sin la asistencia de un abogado o contador. A pesar de ello, siempre es recomendable consultar a un profesional y así obtener asesoría legal.

Sobre el Autor

Avatar de Jorge Castro Barros
Jorge Castro Barros

Mi nombre es Jorge Castro Barros. Abogado de profesión y responsable de este proyecto de divulgación de las ciencias jurídicas. Eres bienvenido.

Su área de la barra lateral está actualmente vacía. Date prisa y agrega algunos widgets.