Gig Economy en Chile

G

La gig economy es un concepto que necesariamente debes conocer. Más aún si pretendes crear una empresa en Chile y requieres de los servicios legales de un profesional. A priori, consiste de un modelo laboral basado en plataformas digitales de servicios que conectan a clientes con trabajadores. Particularmente, es una eficiente forma de encontrar el abogado adecuado que dé solución a las necesidades de tu empresa. Dicho esto, mi nombre es Jorge Castro y estoy aquí para explicarte de forma rápida y sencilla en qué consiste la gig economy. Si te interesa aprender, quédate y revisa la presente publicación.

¿Qué es la gig economy?

La gig economy es una forma de trabajo nacida en Estados Unidos allá por el año 2008. En ese momento, tan rápido como los teléfonos inteligentes e Internet se masificaron, también lo hizo el desempleo. Ello debido de una severa crisis económica que afectó a millones de personas y que provocó que miles de familias perdieran su hogar a causa de la imposibilidad de pagar sus créditos hipotecarios. Ante tal situación, aparecieron en el mercado una serie de plataformas digitales destinadas a vincular a personas desempleadas con usuarios dispuestos a pagar por los bienes o servicios ofrecidos.

Uber y Airbnb.

Luego, la gig economy logró desarrollarse y evolucionar hasta llegar a nuestros días como un exitoso modelo de negocios. Verbigracia, es posible mencionar a Uber y Airbnb, empresas dedicadas a la intermediación del transporte de pasajeros y alojamiento temporal. En este contexto, Chile no es la excepción, pues paulatinamente ha incorporado esta forma de trabajo al mercado nacional.

Definición de gig Economy.

En razón de lo expuesto, se distinguen dos manifestaciones de la gig economy. La primera se denomina crowdsourcing o crowd work, mientras que la otra es conocida como work on demand. Por consiguiente, para definir a la gig economy, es indispensable explicar ambas modalidades de trabajo.

Crowd Work.

Primeramente, el crowdsourcing o crowd work alude a todas aquellas plataformas digitales que gestionan el trabajo de terceros, actuando como mediadores entre un usuario que accede al bien o servicio y un trabajador que lo ofrece a cambio de un pago. En otras palabras, son empresas que organizan la convergencia de trabajadores y usuarios en un mismo entorno virtual. Con todo, no son agencias de empleo, pues su propósito es externalizar el trabajo de personas que realizan tareas específicas, esporádicas y de corto plazo a cambio de una remuneración. Comúnmente esta forma de trabajo se designa como “trabajo colaborativo online” y es la alternativa de empleo que más puede beneficiarte.

Work on Demand.

En contraste, el término work on demand incluye a todas aquellas empresas que ofrecen sus prestaciones mediante una infraestructura digital y cuya finalidad es organizar y controlar, a través de algoritmos, la ejecución de los servicios vinculando a trabajadores con clientes que los solicitan. Es decir, son empresas digitales que no sólo ordenan el enlace entre usuario y trabajador, sino que también son los encargados de dirigir todos los aspectos del trabajo a realizar. Por tanto, estas determinan el tipo de trabajo, la forma como se desarrolla y el pago o remuneración a recibir. La modalidad de “trabajo bajo de demanda” goza de gran popularidad en Chile, ello gracias a Uber, Cabify o Didi.

¿Qué ley regula la gig economy?

A este respecto, no existe una ley que regule a la gig economy en Chile. Ello en razón de que el avance tecnológico siempre está un paso adelante de las normas jurídicas. De esta manera, el Código del Trabajo no es aplicable al mencionado modo de empleo. Cuando más, el trabajador sólo puede ampararse en las normas del Código Civil respecto del contrato de prestación de servicios.

Beneficios de la gig economy para la empresa.

Ahora bien, quizá estés pensando ¿Qué beneficios aporta la gig economy a mi empresa? La respuesta es simple, obtienes un conjunto de soluciones laborales que permiten ahorrar tiempo y dinero. Sobre este punto, ten presente que este modelo de negocios no sólo beneficia a los dueños de las plataformas digitales, sino que también a los clientes que requieren de personas capacitadas para cumplir una o más tareas específicas, esporádicas y de corto plazo. En consecuencia, los emprendedores disponen de numerosas alternativas virtuales, tanto nacionales como extranjeras, que proveen de colaboradores dispuestos a prestar servicios profesionales corporativos a cambio de una remuneración. Así, a la distancia de un clic tienes la posibilidad de contratar, por ejemplo, a diseñadores gráficos, desarrolladores de paginas web, contadores e incluso abogados dispuestos a formalizar tu empresa.

Crear una empresa gracias a la gig economy.

Si, es posible crear una empresa en Chile mediante la gig economy. Lo digo con conocimiento de causa, pues conozco a jóvenes recién titulados que trabajan mediante estas plataformas digitales de servicios. Por tanto, si deseas contratar a un abogado que realice los trámites burocráticos requeridos para la creación de una empresa en Chile, basta con navegar por Internet, consultar a Google, visitar alguno de los resultados de búsqueda, registrarse y solicitar los servicios legales de un profesional que ofrezca la “constitución de una sociedad”. Así, en pocos minutos recibirás respuesta y tendrás múltiples opciones a elegir.

Ventajas y desventajas de la gig economy.

Con todo, ten consideración que esta forma de trabajo no es la solución definitiva a las necesidades de tu empresa. Al ser una obra humana, la gig economy presenta ventajas y desventajas que como emprendedor debes conocer.

Ventajas de la gig economy.

  • Delegar tareas. En primer lugar, si eres un emprendedor, no es necesario que cumplas todos los roles de la empresa. Por consiguiente, la ayuda de un colaborador posibilita que concentres tus esfuerzos en lograr las metas proyectadas. Así, por ejemplo, si requieres del diseño de un logo corporativo o una página web para tu empresa, es más eficiente delegar tareas en un especialista que hacerlo tu mismo.
  • Reducción de costos. Seguidamente, la gig economy te provee de colaboradores que generalmente realizan sus funciones vía on line. Por consiguiente, el monto de sus honorarios es inferior al que cobran otros profesionales, ello en razón a que no requieren de transporte, arriendo de oficina, pago de patentes municipales, etc. Así, un menor gasto en remuneraciones determina una inmediata reducción de costos.

Desventajas de la gig economy.

  • Externalización del trabajo. Externalizar una gran cantidad de labores dentro de la empresa es un inconveniente. Ello en razón de que los colaboradores no son tus empleados, por lo que no poseen la obligación de seguir tus órdenes o instrucciones. Los trabajadores de tu empresa son un valioso recurso que no es posible reemplazar mediante la gig economy.
  • Privacidad y confidencialidad. Por último, estas plataformas digitales de servicios, al momento de registrarte, hacen que renuncies a ciertos aspectos de tu privacidad. Ello en razón de administrar los datos personales y obtener utilidad económica mediante su gestión. En esa misma línea, los colaboradores rara vez aseguran la confidencialidad del servicio prestado. Por ende, ten presente qué tipo de información estás compartiendo y solicita un contrato o cláusula de confidencialidad.

En resumen, si eres un emprendedor, no pierdas la oportunidad y aprovecha los avances tecnológicos. La gig economy te proveerá de colaboradores que ayudarán a potenciar el crecimiento de tu empresa.

Sobre el Autor

Avatar de Jorge Castro Barros
Jorge Castro Barros

Mi nombre es Jorge Castro Barros. Abogado de profesión y responsable de este proyecto de divulgación de las ciencias jurídicas. Eres bienvenido.

Su área de la barra lateral está actualmente vacía. Date prisa y agrega algunos widgets.