Empresa Individual de Responsabilidad Limitada

E

La empresa individual de responsabilidad limitada es una herramienta legal concebida para incentivar la micro, pequeña o mediana empresa. La EIRL permite a una persona crear una empresa y desarrollar una actividad comercial, sin necesidad de contar con un socio, otorgando el debido resguardo al patrimonio del emprendedor. Dicho esto, mi nombre es Jorge Castro y estoy aquí para explicarte de forma rápida y sencilla en qué consisten las empresas individuales de responsabilidad limitada o EIRL. Si te interesa aprender, quédate y revisa la presente publicación.

¿Qué es una EIRL?

La empresa individual de responsabilidad limitada o EIRL es una especie de organización empresarial que permite a una persona natural emprender en un negocio de forma autónoma y unipersonal. Gracias a esta clase de empresa, un emprendedor puede desarrollar un giro comercial, limitando su responsabilidad frente a terceros. A este respecto, la EIRL cuenta con un patrimonio propio distinto al de su titular. En suma, consiste en una vía de legalización de emprendimientos, similar a la microempresa familiar o MEF.

¿Qué ley regula a la empresa individual de responsabilidad limitada?

Las personas naturales, sean chilenas o extranjeras, que deseen crear una empresa en Chile pueden valerse de la Ley N° 19.857 que reglamenta a las empresas individuales de responsabilidad limitada o también conocidas bajo la abreviatura de EIRL. Dicho texto legal posibilita que esta clase de empresa actúe civil y comercialmente sujeta a las normas del Código de Comercio, salvo en aquellas actividades reservadas por la ley de sociedades anónimas.

Ventajas y desventajas de la EIRL.

La EIRL no es una opción que sirva a todos los emprendedores, pues a pesar sus múltiples virtudes, cuenta con inconvenientes que pueden afectar el futuro de tu proyecto empresarial. No siempre lo que funciona a un amigo, familiar o conocido es de utilidad para nuestra idea de negocio. Así, una decisión tan importante no debe quedar entregada a la improvisación. En consecuencia, es recomendable que tu emprendimiento sea evaluado por un profesional, a fin de establecer la conveniencia de esta modalidad de empresa.

Con todo, desde una perspectiva formativa, es posible reseñar ciertas ventajas y desventajas de la empresa individual de responsabilidad limitada. Por consiguiente, te invito a seguir leyendo.

Sin necesidad de socios.

Primeramente, si eres el único propietario de tu negocio, la empresa individual de responsabilidad limitada corre con ventaja. Esto porque no es necesario contar con socios al momento de crear este tipo de empresa. Es una alternativa legal que favorece el emprendimiento individual, sin la limitación de sujetarse a las opiniones de otro. Sin embargo, ten presente que si en algún momento, por ejemplo, aparece un amigo o familiar que desea ser tu socio, la EIRL ya no será de provecho y deberás elegir otra variante empresarial, tal como la sociedad de responsabilidad limitada.

Iniciar una Pyme o MiPyme.

Luego, si deseas desarrollar solo una actividad comercial, verbigracia, instalar un almacén de barrio y dispones de un capital limitado, la EIRL es una opción conveniente. La Ley N° 19.857 está pensaba para aquel micro, pequeño o mediano emprendedor que inicia su camino empresarial y desea ejercer un giro comercial único de manera unipersonal. No obstante lo anterior, siguiendo el ejemplo mencionado, si tu negocio crece y deseas sumar la venta de bebidas alcohólicas, la empresa individual de responsabilidad limitada restringirá tu crecimiento. En otras palabras, si tu empresa se diversifica, deberás realizar el trámite de transformación de sociedad, pues la EIRL no admite múltiples giros comerciales. “El giro único” es una desventaja evidente de esta clase de empresa.

Responsabilidad limitada.

Otra ventaja de constituir una empresa individual de responsabilidad limitada, es el grado de protección otorgado al emprendedor. Ello porque empresario y empresa son dos personas distintas que poseen patrimonios independientes entre sí. Jurídicamente hablando, la EIRL es una persona jurídica con derechos y obligaciones, siendo esta capaz de hacerse cargo de las deudas contraídas con el dinero y bienes vinculados al giro comercial que desarrolla. En este sentido, la persona que constituye una EIRL responderá con su patrimonio sólo del pago efectivo del aporte que se hubiere comprometido a realizar en conformidad al acto constitutivo y sus modificaciones. Con todo, esta responsabilidad limitada no es absoluta, pues el empresario constituyente puede responder con su patrimonio personal en una serie de casos que la misma Ley N° 19.857 regula. Esta “responsabilidad ilimitada” es quizá la mayor desventaja en relación, por ejemplo, a la Sociedad por Acciones o SpA.

Cómo crear una EIRL.

Desde el año 2013, a fin de crear una empresa individual de responsabilidad limitada, el emprendedor cuenta con dos opciones legales. Una se verifica mediante escritura pública firmada en Notaría y la otra por medio de “Empresa en un Día”. Ambas alternativas son válidas y sus diferencias formales o de precio no afectan a la empresa que se constituye. Así, por ejemplo, la posibilidad de bancarización de una EIRL es la misma para aquellas creadas bajo el sistema tradicional o las constituidas gracias al portal gubernamental “Empresa en un Día”. Con todo, si eres emprendedor y no deseas complicarte la vida con trámites burocráticos, existen múltiples opciones en el mercado que realizan el trámite de constitución de EIRL por menos de 100 USD (Aproximadamente 70 mil pesos chilenos). Incluso, algunos de ellos ofrecen realizar gratis el trámite de iniciación de actividades ante el Servicio de Impuestos Internos (SII).

Escritura pública de una empresa individual de responsabilidad limitada.

Ahora bien, si tu proyecto empresarial está escaso de dinero o deseas hacerlo tu mismo, he aquí algunas ideas básicas. A priori, necesitas tener presente que el sistema tradicional requiere de una Notaría y abogado que redacte el documento. Por ende, es importante que cotices entre las diversas ofertas disponibles en el mercado notarial y legal. Con todo, una escritura pública para crear una EIRL que posibilite formalizar una Pyme o MiPyme no es un trámite costoso.

Luego, conforme al artículo 4° de la Ley N° 19.857, la escritura pública debe contener ciertas menciones. Estas referencias son básicas e indispensables si deseas crear una empresa individual de responsabilidad limitada. Tales son:

Individualización del empresario constituyente.

La escritura pública debe iniciar con el nombre y apellidos del emprendedor. Luego, debes agregar nacionalidad, esto porque la Ley permite a un extranjero crear una empresa individual de responsabilidad limitada. Más adelante, debes determinar edad, estado civil y domicilio del empresario constituyente, es decir, el dueño de la empresa. Finalmente, el Código Orgánico de Tribunales expresa que debes señalar profesión u oficio y número de cédula de identidad.

Individualización de la empresa.

A continuación es necesario que determines el nombre de la EIRL. Para esto, a lo menos, señala el nombre y apellido del empresario constituyente, esto es, la empresa llevará tu nombre. Hecho lo anterior, debemos precisar el objeto o giro comercial de la empresa y añadir las palabras “empresa individual de responsabilidad limitada” o su abreviatura “E.I.R.L”. Esta menciones son imprescindibles, especialmente tu nombre, porque toda la documentación de la empresa siempre contendrá estos datos. De este modo, si la empresa se transfiere, se deberá modificar los datos antes mencionados mediante escritura pública. Además, la Ley N° 19.857 permite añadir también un nombre de fantasía que designe la empresa. Respecto a este último, es recomendable elegir uno apto para registrarse, ello si pretendes a futuro ceder su propiedad.

Capital de la empresa.

Seguidamente, es momento de establecer el aporte de capital que realizarás al emprendimiento. No hay monto mínimo, pero si deseas bancarizar la EIRL, es recomendable determinar un aporte económicamente razonable. Considera que ningún banco otorgará un crédito millonario a una empresa que cuente con un capital de 100 USD. En cuanto a las características del capital, es indispensable determinar si consiste en dinero, especies o ambas. Si son cosas, es necesario que les asignes un valor razonable acorde al precio que estas poseen en el mercado.

Actividad económica de la empresa.

A hablar de actividad económica debes entender que tu emprendimiento se desempeñará a una labor productiva específica. Al respecto, la Ley N° 19.857 alude al objeto o giro de la empresa y el ramo o rubro específico en que dentro de ella se desempeñará. Es decir, define a qué se dedicará tu empresa, por ejemplo, comercializadora de juguetes Jorge Castro E.I.R.L. Tienes libertad para emprender en casi cualquier ámbito, salvo excepciones tales como crear una empresa aseguradora o un banco. Nuevamente, recuerda la limitación del giro único, esto es, la EIRL solo puede registrar un objeto o giro comercial.

Domicilio y duración de la empresa.

Para efectos legales, es necesario que fijes el domicilio de la EIRL. No es recomendable usar el mismo domicilio del empresario constituyente, pues se presta a confusiones, verbigracia, en caso de embargo. Si omites esta mención, la empresa se entenderá domiciliada en la lugar donde se realiza la escritura pública. Ten en consideración la posibilidad de que el Servicio de Impuestos Internos eventualmente visitará el domicilio registrado por la empresa. Finalmente, la escritura de constitución de la empresa individual de responsabilidad limitada debe expresar la duración de la misma, además de las circunstancias de la prórroga. Si nada se dice, se entenderá que la empresa tiene duración indefinida.

Trámites posteriores a la escritura pública.

Por último, Ley N° 19.857 señala que, una vez realizada la redacción y firma de la escritura pública, se debe confeccionar un extracto que resuma la escritura de constitución de la EIRL. En seguida, este extracto debe ser inscrito en el Registro de Comercio del domicilio de la empresa individual de responsabilidad limitada y publicado en el Diario Oficial. Todo lo anterior debe hacerse dentro del plazo de 60 días contados desde la fecha del citado instrumento público.

Modificación de una empresa individual de responsabilidad limitada.

La Ley N° 19.857 permite al empresario modificar las características de la empresa, siguiendo los pasos antes explicados. Es decir, escritura pública y extracto inscrito en el respectivo Registro de Comercio y publicado en el Diario Oficial. La modificación de una EIRL es una herramienta útil si deseas, verbigracia, registrar un aumento de capital. No obstante lo mencionado, la modificación de la EIRL no permite agregar nuevos socios o sumar otros giros comerciales.

Cesión de derechos de una EIRL.

El emprendedor, además de estar facultado para modificar o transformar una EIRL, puede realizar cesión de derechos de la empresa. El trámite se verifica aplicando las reglas antes explicadas, permitiendo que la EIRL subsista en manos de otra persona. Con todo, el cesionario o “nuevo propietario” debe ser una persona natural al igual que el cedente o “actual dueño”. Asimismo, una vez realizada la cesión de derechos de la EIRL, es necesario informar al Servicio de Impuestos Internos. Ello en razón de mantener el Rol Único Tributario (RUT) que la empresa registra. Respecto del nombre de la EIRL, este debe modificarse reemplazando el nombre y apellido del cedente por el del cesionario. Verbigracia, comercializadora de juguetes Jorge Castro Barros E.I.R.L cambia a comercializadora de juguetes Juan González Pérez E.I.R.L. Si la empresa, además, posee un nombre de fantasía, este también es susceptible de cesión.

Cómo administrar una EIRL.

A priori, todas las decisiones adoptadas en la empresa individual de responsabilidad limitada son ejecutadas por el empresario constituyente y titular de la empresa, quien además tiene el cargo de administrador. Asimismo, el emprendedor hace las veces de representante judicial y extrajudicial de la EIRL ante los requerimientos de terceros. A este respecto, las demandas judiciales dirigidas a la empresa, designarán al propietario del emprendimiento como representante legal.

Gerente y Mandatario.

No obstante lo citado, es posible delegar tareas, o sea, dar poder a un mandatario o designar un gerente general. En primer lugar, el mandatario es una persona a quien se encarga la gestión de uno o más negocios, los cuales se determinan conforme a las facultades generales o especiales otorgadas. En cambio, el gerente general es una persona capaz de tomar el rol de administrador y ser el encargado de la dirección de la EIRL en atención a las facultades concedidas por el titular de la empresa o su mandatario.

Sueldo patronal.

Al invertir tanto tiempo y dedicación a tu emprendimiento ¿Es posible que como dueño de la EIRL cobres una sueldo? La respuesta es afirmativa, el emprendedor puede recibir una remuneración imputable a gastos de la empresa individual de responsabilidad limitada. Esta especie de salario se denomina sueldo patronal o sueldo empresarial. Sin embargo, el Servicio de Impuestos Internos (SII) suele rechazar tal gasto a menos que se cumplan tres condiciones, tales son:

  • El trabajo realizado por el dueño de la empresa debe ser periódico, efectivo y demostrable;
  • La remuneración asignada debe estar afecta al impuesto de segunda categoría; y
  • La EIRL debe declarar y pagar cotizaciones previsionales respecto de esta remuneración.

Cómo responde de las deudas una EIRL.

Conforme a lo explicado, las empresas individuales de responsabilidad de responsabilidad limitada son personas jurídicas, es decir, entes ficticios capaces de adquirir derechos y contraer obligaciones. Su mayor virtud es contar con patrimonio propio, el cual permite hacer frente a los acreedores sin necesidad de afectar el bolsillo del dueño de la EIRL.

A pesar de lo explicado, a fin de que la empresa individual de responsabilidad limitada responda con su dinero y bienes respecto del pago de deudas, se deben cumplir dos condiciones. Tales son:

  • Que el acto o contrato haya sido realizado a nombre de la empresa por el titular de esta, o por el general general o mandatario con suficiente poder.
  • Que el acto o contrato haya sido realizado dentro del objeto o giro comercial de la empresa.

Responsabilidad del empresario constituyente.

En principio, el dueño de una EIRL responde de manera limitada de las deudas de su empresa. De hecho, la Ley N° 19.857 lo hace responsable hasta el monto del aporte de capital que haya efectuado. Sin embargo, esta regla considera una serie de excepciones que finalmente determinan que el emprendedor posea una responsabilidad ilimitada en múltiples situaciones. En este sentido, la mencionada ley establece en su artículo 12 que, bajos ciertas circunstancias, el emprendedor debe hacerse cargo de las obligaciones de la empresa. Lo anterior se agrava si consideramos que los tribunales laborales dictaminan que las indemnizaciones adeudadas por la empresa a sus trabajadores, en última instancia, son de cargo del dueño de la EIRL.

Documentos tributarios.

Una vez cumplidos los trámites ante el Servicio de Impuestos Internos (SII), el emprendimiento ya es legal y puede “facturar”. Es decir, ya puedes emitir documentación tributaria a nombre de la empresa individual de responsabilidad limitada. En este sentido, ya tienes acceso a facturas, boletas, guías de despacho, notas de crédito y débito, etc. Sin embargo, las EIRL no pueden emitir boletas de honorarios, ello porque tributan en primera categoría. En palabras simples, esta clase de empresa no “boletea”.

¿Puedo crear una empresa yo mismo?

La respuesta es afirmativa. No siempre es necesario contar con un abogado o contador, si es que pretendes crear una empresa individual de responsabilidad limitada. Si utilizas el sistema de «Empresa en un Día» y eliges contabilidad simplificada para Micro y Pequeñas Empresas, en principio, puedes prescindir de los servicios legales y contables de un profesional. Sin embargo, no es la mejor decisión, pues es posible que no logres bancarizar el emprendimiento o tengas problemas tributarios. Incluso, debido a la falta de asesoría idónea, puedes perder la oportunidad de contratar con el Estado.

En conclusión, pagar a un especialista por la constitución de una EIRL es el mejor camino que puedes tomar. Esto porque te permite destinar el tiempo disponible a la solución de problemas que afectan a una empresa en formación.

Sobre el Autor

Avatar de Jorge Castro Barros
Jorge Castro Barros

Mi nombre es Jorge Castro Barros. Abogado de profesión y responsable de este proyecto de divulgación de las ciencias jurídicas. Eres bienvenido.

Su área de la barra lateral está actualmente vacía. Date prisa y agrega algunos widgets.