Criptomonedas para Principiantes

C

Las criptomonedas son bienes incorporales de naturaleza digital que aplican, de manera automática, procedimientos criptográficos con el fin de proveer un sistema electrónico de pago. Esas técnicas de cifrado cumplen la función de certificar la posesión de tales bienes; resguardar la integridad de las transacciones realizadas, y ordenar la generación de unidades adicionales que ingresan al mercado. Dicho de otra manera, las criptomonedas o criptodivisas son una especie de activo digital sustentado en un proceso informático denominado cadena de bloques o “blockchain”.

Acerca de los criptoactivos

El Bitcoin se transformó en noticia mundial allá por el año 2017, cuando la prensa informaba que su valoración ya había superado los mil dólares. Al cabo de unos meses, su precio se había encumbrado a niveles increíbles, llegando a cotizarse por sobre los diecinueve mil dólares. Más tarde, la pandemia forzó lo inevitable y la inversión en criptoactivos se transformó en una realidad; tanto así que en el primer trimestre del año 2021, sólo los retornos del Bitcoin alcanzaron un asombroso 103%. Sí, son números grandes si se comparan, por ejemplo, con las cifras del mercado bursátil o cambiario. Es por eso que, quizá, sea el momento preciso de aprender algunos conceptos acerca de las criptomonedas y, especialmente, del Bitcoin, su exponente más popular.

¿Qué son las criptomonedas?

El Banco Central de Chile expresa que los criptoactivos o criptomonedas son una categoría de activo digital generado mediante el empleo de la tecnología DLT. Sus aplicaciones son diversas e incluyen tanto la representación de un valor, entendido, por ejemplo, como un derecho sobre el patrimonio de su emisor; como las de procurar ser usados como una forma de pago y servir tareas análogas a las del dinero. Esta última función se vincula directamente con su denominación de “criptomonedas”. En este sentido, el abogado Moisés Barrio Andrés define a la criptomoneda como una moneda virtual distribuida, de código abierto y basada en criptogramas; carente de una autoridad administrativa central ni una supervisión o vigilancia central.

Concepto de Bitcoin

Criptomoneda y Bitcoin no son lo mismo, más bien, entre ambos existe una vinculación de género y especie. En otros términos, la criptomoneda es el género y el Bitcoin es una especie de criptodivisa. Así, son ejemplos de criptomonedas: Bitcoin, Ether, Cardano, Tether, Binance Coin, Ripple, Dogecoin, etc. Luego, el Bitcoin es un activo virtual o digital, soportado en un registro digital único denominado blockchain, desintermediado, desregulado y no controlado por un emisor central, cuyo precio está fijado por la oferta y la demanda. Así lo señala el Servicio de Impuestos Internos, mediante el oficio N° 963, del 14 de mayo del año 2018.

Monedero o billetera virtual

Teniendo presente que las criptomonedas o criptodivisas son monedas virtuales, es necesario contar con una manera eficiente de almacenar, proteger y administrar tales activos digitales. Con este fin, el mercado provee un conjunto de alternativas denominadas comúnmente como carteras, monederos o billeteras virtuales. Sobre eso, un monedero o billetera virtual es software o hardware desarrollado con el exclusivo fin de almacenar, resguardar y gestionar, tanto las claves públicas como las claves privadas de las criptomonedas. En la práctica, es una aplicación móvil o de computador que provee un monedero personal que permite al usuario enviar y recibir criptodivisas con él. Asimismo, existen otra clase de monederos, por ejemplo, aquellos íntegramente sustentados en sitios web; o aquellos que adoptan la forma de un dispositivo similar a un pendrive que se utiliza a través del puerto USB del computador.

Obtener criptomonedas

Ahora, el paso siguiente es obtener algunas criptomonedas, especialmente, Bitcoin. En primer lugar, el usuario puede recibir criptodivisas como medio de pago por los bienes o servicios ofrecidos. Este método es inusual, por lo menos en Chile, pues el intercambio de criptoactivos está aún en pañales. En segundo término, el usuario también puede comprar criptomonedas, siendo esta la manera más común de obtenerlas. Acerca de esta última alternativa, el usuario debe utilizar plataformas digitales de compraventa de criptodivisas denominadas “exchanges”; es decir, casas de cambio dedicadas a transar activos digitales en Internet. Adicionalmente, también es factible obtener criptomonedas por intercambio directo e indirecto entre usuarios o, en último caso, a través de la minería de Bitcoin. A modo de anécdota, al utilizar el navegador web Brave, el usuario recibe criptomonedas por el simple hecho de navegar por Internet.

Como se fija el precio de las criptomonedas

El precio de las criptomonedas se determina por la oferta y la demanda. A saber, si la demanda por criptodivisas aumenta, su precio sube; en cambio, si la demanda baja, su precio disminuye. A este respecto, existe un número reducido de activos digitales en circulación y las nuevas criptomonedas son generadas a un ritmo predecible y decreciente; esa cualidad obliga a que la demanda siga este nivel de inflación para sostener un precio estable. Ahora bien, el mercado de las criptomonedas es pequeño, lo que se traduce en frecuentes fluctuaciones de precios; esto es, no es difícil que el precio del mercado se mueva en alza o a la baja. A este fenómeno financiero se le conoce como volatilidad y es una característica principal de los criptoactivos.

Ganar dinero con criptomonedas

Si bien, es posible ganar dinero con criptomonedas, no es esperable hacerse millonario. Así y todo, es indispensable considerar que toda oportunidad de negocio conlleva riesgos y esta no es la excepción a la regla. Así pues, no existe certeza de que la rentabilidad obtenida se repita en el futuro. Peor aún, la inherente volatilidad del activo, generalmente impulsado por la especulación, convierten a esta forma de inversión en una actividad económica competitiva y riesgosa. En este sentido, en Chile, el Consejo de Estabilidad Financiera, organismo consultivo subordinado del Ministerio de Hacienda, advierte que la compra de criptodivisas u otros activos semejantes es una actividad de alto riesgo. No obstante lo antes señalado, no todo es tan catastrófico, pues, específicamente, aún es factible ganar dinero por medio de la inversión en Bitcoin; eso sí, siempre y cuando se disponga de entrenamiento y experiencia.

Regulación de las criptodivisas

Ante todo, las criptodivisas no son ilegales y comerciar con ellas no es delito. Enseguida, En Chile no existe una ley especial que reglamente las criptomonedas; no obstante la actividad regulatoria y de fiscalización efectuada respectivamente por el Banco Central y el Servicio de Impuestos Internos. En tal sentido, la legislación nacional no considera a las criptomonedas divisas o moneda de curso legal. Por ende, a falta de normativa particular, esta especie de bienes incorporales se ordenan según las reglas del Código Civil; el Código de Comercio, y la Constitución Política de la República.

¿Cómo tributan las criptomonedas?

El Servicio de Impuestos Internos estima que las empresas o sociedades comerciales constituidas en Chile, que obtengan rentas producto de la compraventa de Bitcoin, o de cualquier otro activo virtual o digital, deben declarar y pagan impuestos. Específicamente, el SII establece que los contribuyentes que desarrollen ese giro, están afectos al impuesto de la Renta. Asimismo, dispone que tal actividad económica no se encuentra afecta a IVA, por recaer, en este caso, sobre bienes incorporales. Así lo indica el oficio N° 963, del 14 de mayo del año 2018, normativa dictada por el Servicio de Impuestos Internos.

Ventajas y desventajas de las criptomonedas

Finalmente, acerca del tema criptomonedas para principiantes, es posible avizorar un conjunto de ventajas y desventajas de esta moneda digital; en otras palabras, existen beneficios o inconvenientes propios de las criptodivisas y que están especialmente presente en el Bitcoin. Estas son:

Ventajas de las criptomonedas

  • Es una forma de pago electrónica que, a nivel mundial, es cada día es más popular;
  • Las transacciones realizadas mediante monedas digitales son irreversibles y seguras;
  • Los costos de mantención de criptomonedas en monederos virtuales es igual a cero;
  • No es necesario contar con tarjeta de crédito para comprar monedas virtuales;
  • La compraventa de criptomonedas posee tasas de intermediación muy bajas o nulas;
  • La donación de criptodivisas a una fundación o corporación no esta afecta a impuestos;
  • La compra y venta de activos digitales puede ser un negocio rentable, y
  • El precio del Bitcoin revela un alza de precio progresivo en el tiempo.

Desventajas de las criptomonedas

  • Como dinero y forma de pago, las criptodivisas aún están en fase de desarrollo;
  • En Chile, las criptomonedas y en particular el Bitcoin, son aún desconocidas;
  • Las monedas digitales no están reguladas por la legislación nacional;
  • Las criptodivisas están sujetas a dos factores de riesgo: volatilidad y especulación;
  • Los monederos físicos de activos digitales poseen un elevado precio en el mercado;
  • Extraviar el monedero virtual o físico se traduce en la pérdida de las criptomonedas;
  • Los mineros de Bitcoin son potentes computadores de un altísimo precio, y
  • La minería de Bitcoin utiliza cantidades absurdas de energía eléctrica.

Acerca del autor

Avatar de Jorge Castro Barros
Jorge Castro Barros

Hola, mi nombre es Jorge Castro, abogado de profesión y soñador por vocación. Asimismo, soy el singular autor de este proyecto de bitácora digital que registra mi experiencia profesional. ¡Espero que disfruten leyendo estas historias tanto como yo las disfruto escribiendo!

Avatar de Jorge Castro Barros Por Jorge Castro Barros
Bienvenidos

Hola de nuevo, soy Jorge. En momentos en que la comunicación se reduce a un mensaje de texto a través del teléfono, anhelo que mis palabras sirvan de ayuda en la aventura que hoy emprenden. En un mundo incierto y acelerado, pretendo que este sitio web les dé acceso a información útil acerca de cómo crear una empresa, hacerla crecer y, finalmente, obtener la ansiada libertad financiera. Sin más que agregar, les doy una cordial bienvenida.